¡¡10 consejos para prevenir la gripe!!

Invierno. Esa estación que tantas personas adoran pero que, tantas otras no consiguen lidiar con ella o simplemente, no soportan. El frío, la lluvia, el viento, en definitiva, la inestabilidad meteorológica provoca que nuestro cuerpo se encuentre destemplado. Además el frío aumenta la incidencia de resfriados. Pero, ¿sabemos diferenciar entre resfriado y gripe? ¿Por qué se dan más casos en invierno? ¿Qué consejos podemos seguir para prevenir y aliviar los síntomas? 

Los cambios bruscos de temperatura, el contagio dentro del entorno familiar o laboral y tener las defensas bajas son las principales causas por las que los españoles creen contraer resfriados o gripe. Estos factores más habituales durante el invierno incrementan, por tanto, las probabilidades de sufrir en esta época resfriados o gripe, patologías que de por sí ya constituyen dos de las enfermedades infecciosas más comunes en los hogares españoles.

De hecho, cerca del 75% de los encuestados afirma sufrir alguna de estas afecciones al menos una vez al año; incluso, uno de cada cinco españoles (20,6%) asegura padecerlas tres o más veces al año.

En Guia Azul de la Sanidad te damos las claves para distinguir entre ambas dolencias y 10 consejos para prevenir y aliviar sus síntomas:

  1. Descansa lo máximo posible. Dormir las horas necesarias permite que el organismo recupere fuerzas, especialmente si se presenta fiebre.
  2. Evita el frío y la humedad. Dado que estos virus prefieren las bajas temperaturas y la humedad, evita estos ambientes, así como los cambios bruscos de temperatura y las bebidas muy frías.
  3. Lávate las manos con frecuencia. Hazlo con agua y jabón durante al menos quince segundos, poniendo especial atención a la zona entre los dedos y debajo de las uñas. También conviene limpiar las superficies de la casa con productos antibacterianos.
  4. Incorpora vitaminas y minerales en tu dieta. Las frutas y verduras son fuente de vitaminas y minerales que ayudan a desarrollar defensas. Potenciarlas en tu alimentación te ayudará a recuperarte más rápido.
  5. Bebe muchos líquidos. Estos ayudan a eliminar la mucosidad, previenen la deshidratación y alivian el dolor de garganta: agua, zumos y sopas no demasiado calientes. Por el contrario, deben evitarse las bebidas alcohólicas.
  6. Deja de fumar y evitar los ambientes con humo. El tabaco irrita todavía más la garganta y las mucosas, al igual que respirar el humo de otros fumadores.
  7. Haz gárgaras con agua caliente con limón y miel. Su acción emulgente calma el dolor de garganta. A pesar de la creencia popular, es preferible emplear agua frente a la leche con miel, ya que los lácteos pueden aumentar la mucosidad.
  8. Recurre a soluciones salinas o vahos de eucalipto para aliviar la congestión. En el caso de niños pequeños, se recomienda el lavado nasal con suero fisiológico quince minutos antes de las comidas y antes de ir a dormir, para que puedan descansar correctamente.
  9. Consulta al profesional sanitario y evita la automedicación. Es indispensable contar con el asesoramiento del farmacéutico o del médico a la hora de recurrir a antigripales, descongestivos o analgésicos que alivien los síntomas de estas afecciones.
  10. Sé responsable con los antibióticos. Además de que no son efectivos contra el catarro y la gripe, ya que estos están causados por virus y no por bacterias, el hecho de utilizarlos de manera incorrecta o frecuente puede provocar que tu organismo se haga resistente a ellos.

En Guía Azul cuidamos de ti para que disfrutes del invierno haciendo lo que más te gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *