El uso de las lentillas puede costarte la vista

Seguro que si eres miope se te ha pasado por la cabeza usar lentes de contacto, si es que no lo estás haciendo ya.  La comodidad, la libertad de no sentir los límites del marco de las gafas… son unas muy buenas sensaciones que pueden acabar provocándote una queratitis ulcerativa infecciosa o peor, perder la vista.

Ser esclavo de las gafas puede ser realmente tormentoso, lo cual puede hacer que acabes aumentando progresivamente las horas de uso diario de las lentillas hasta que el abuso te provoque una intolerancia, en el mejor de los casos.

En Guía Azul de la Sanidad nos preocupa tu salud, por eso vamos a darte una serie de recomendaciones para que puedas disfrutar de tus lentillas de la forma más saludable posible.

  1. ¡Úsalas lo menos posible! El abuso puede provocar intolerancias, edemas, queratitis ulcerativa infecciosa e incluso la pérdida de la vista.
  2. Extrema las precauciones higiénicas del estuche. Da igual lo que cuides tus ojos y tus lentes de contacto si las infecciones vienen de otro sitio. Tienes que mantener limpio el estuche o se reproducirán hongos que irán directos a tus córneas.
  3. ¡Lo barato sale caro! Comprar lentillas por internet o soluciones de limpieza de marcas blancas puede suponer que los antisépticos y la calidad no sean suficientes.
  4. No las uses ni en la playa ni en la piscina. Tampoco deben lavarse nunca con agua del grifo.
  5. Lávate las manos frecuentemente antes de tocar tu ojo o las lentillas.
  6. ¡Jamás duermas con ellas! Si alguna vez te quedas dormido con ellas no tienes por qué alarmarte, pero no lo tomes como costumbre.
  7. ¡No sigas modas absurdas! Evita las lentillas de colores.

Recuerda, el uso diario es indirectamente proporcional a la cantidad de años que podrás disfrutarlas. Como decimos en Guía Azul, unos simples hábitos saludables y olvídate de preocupaciones.

Etiquetado , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *