Del resfriado invernal a la alergia primaveral

Llega la primavera y le decimos adiós al frío y a los catarros propios del invierno, pero no podemos cantar victoria porque con el buen tiempo también llegan las flores, el polen y el constante malestar para los alérgicos.

Cuando empiezan a subir las temperaturas el sol incita a salir a la calle para disfrutar de todas las actividades al aire libre que se te ocurran, pero hay que tener en cuenta que para algunas personas eso puede llegar a ser peligroso. Estornudos, picores, moqueo… y eso en los mejores casos.

Desde Guía Azul de la Sanidad no vamos a pedirte que te quedes en casa toda la primavera, pero si vamos a darte unos consejos para que puedas pasar esta etapa de la mejor forma posible:

  1. En los días de mucho viento intenta buscar planes divertidos que puedas en casa o simplemente descansa, ¡el polen no dudará en ir a por ti!
  2. El tramo entre las 5 y las 10 de la mañana y el de las 19 a las 22 horas son los de mayor concentración de polen. Si quieres salir intenta organizarte a otras horas y en casa o en el coche deja las ventanas bien cerradas.
  3. Cuando salgas a la calle intenta utilizar siempre gafas de sol para no caer víctima del típico lagrimeo, además, ¡en el sur el 95% del tiempo saldrá el sol!
  4. Cuando llegues a casa cámbiate de ropa y date una ducha, al polen le encanta aferrarse a la piel y a las camisetas…
  5. Evita a toda costa actividades que remuevan el polen. Y si además eres alérgico a las gramíneas evita tumbarte en el césped o hazlo con una toalla.
  6. Si tomas antihistamínicos hazlo siempre bajo la supervisión de tu médico, controla las dosis y ¡bajo ningún concepto las mezcles con alcohol!

En Guía Azul disfrutamos ayudándote a exprimir tu vida al máximo desde un punto de vista saludable, ¡sigue los hábitos que te proponemos y siéntete genial esta primavera!

Etiquetado , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *