El cannabis y su uso terapéutico siguen a debate en España

 

En España el único medicamento derivado del cannabis que es legal actualmente es Sativex, una mezcla de dos compuestos de la sustancia -THC y cannabidiol – que se aprobó en 2010 y está indicado en pacientes con esclerosis múltiple

Legalizacion de Cannabis Terapeutico

El cannabis se ha postulado en estos últimos meses como uno de los temas de actualidad en medicina, por el tremendo debate que se está manteniendo sobre su legalización terapéutica. El debate en España surge por las opiniones contrapuestas entre quienes defienden la utilización terapéutica del cannabis frente a los que ven en esta aprobación un menosprecio a los efectos secundarios de su uso.

Uno de los argumentos que no apoya su regulación para uso terapéutico es un estudio epidemiológico publicado en 2017 en la revista ‘JAMA Psychiatry’, que mostró que en diferentes estados de EEUU, donde se había aprobado previamente el uso terapéutico, se produjo un repunte significativo del consumo ilegal recreativo. Si entre 1991 y 2013, el consumo creció, de media, un 2,2% en los estados estadounidenses en los que el cannabis está vetado, este aumento fue del 3,6% en los estados cuyo uso medicinal tenía luz verde, una diferencia que los autores del trabajo en su opinión atribuyeron a la reducción de la percepción de sus efectos secundarios negativos.

En España, el único medicamento derivado del cannabis que se encuentre autorizado oficialmente en la actualidad es Sativex, una mezcla de dos compuestos de THC y cannabidiol, que se aprobó en 2010 y está indicado en pacientes con esclerosis múltiple para tratar síntomas de espasticidad concretamente. También se prescribe para paliar el dolor en algunos procesos oncológicos o para enfermos con dolor neuropático. Al no ser un fármaco financiado por la Seguridad Social algunos pacientes prefieren cultivar su propio cannabis.

Fernando Rodríguez de Fonseca, especialista en Neurofarmacología de la ingesta y la conducta aditiva de la Universidad Complutense de Madrid, subraya que en ningún caso puede obviarse el hecho de que está demostrado que el consumo de cannabis puede provocar deterioro cognitivo persistente y riesgo de enfermedad mental severa, fundamentalmente en jóvenes cuyo cerebro aún está en desarrollo.

 

Para leer el artículo completo de El Español, entrar al siguiente link

Etiquetado , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *