Consejos para cuidar tu pelo en verano

Cuidados del pelo en verano

Comer mucha verdura, beber abundante agua, usar sombrero continuamente, lavarse el pelo después del baño en el mar o secarse el pelo suavemente son algunas de las prácticas que ayudarán a cuidar el cabello y protegerlo del sol en verano

 

A lo largo del verano es normal tener el pelo reseco, sin fuerza ni brillo. Esto se produce a causa del efecto del sol, el agua del mar, el cloro de la piscina y las altas temperaturas a las que se encuentra sometido. Estos problemas puede que tengan solución o, al menos, una forma de evitarlos, siguiendo algunos consejos muy básicos para proteger el cabello:

  • Para comenzar, es importante seguir una dieta sana y equilibrada, en la que verduras, frutas y legumbres tengan un gran peso y su consumo sea abundante. Incluido aquí estaría el hecho de beber mucha agua diariamente, esencial también para el cabello.

 

  • Es recomendable sanear las puntas antes de ir de vacaciones. Cortarnos el cabello a la vuelta de las vacaciones también es importante para que nuestro pelo no quede quebradizo y vuelva a crecer con fuerza.

 

  • Utilizar protectores solares para el cabello, antes y después del baño. Este tipo de cosméticos suelen presentarse en spray o en aceites y tienen un elevado poder de hidratación y penetración.

 

  • El uso de sombreros, pañuelos o gorras te ayudarán a protegerte de los rayos UV y UVB. Al igual que en la piel, la mejor prevención es tapar la zona con una barrera física para evitar que el sol incida en ella.

 

  • Lavar de forma adecuada nuestro pelo tras el baño en el mar o la piscina es muy relevante, ya que tanto la sal en un caso como el cloro en el otro caso pueden perjudicar y desgastar el pelo más de lo que parece.

 

  • El secado también es esencial, no sólo el lavado. Hacerlo de forma suave es la clave, sin frotarlo muy fuerte para evitar dañarlo.

 

  • Los champuses nutritivos son muy recomendables para reparar el cabello y reconstruir la fibra capilar, al mismo tiempo que proporcionan volumen. También existen champuses protectores del color, especiales para pelos teñidos.

 

  • Aplicar un acondicionador sin aclarado ayudará a rehidratar el cabello, recuperar la vitalidad e iluminar el color. Si el pelo se encuentra hidratado, puede afrontar con más fuerza las agresiones externas a las que se va a ver sometido en verano.

 

  • No utilizar planchas o secador, intentar evitar su uso en la medida de lo posible. La raíz del pelo sufre con estos aparatos y provoca su caída.

 

El cabello es una parte más de nuestro cuerpo, y como tal debemos cuidarla, así como preocuparnos por su salud. En el enorme cuadro médico de Guía Azul también existen pediatras y profesionales expertos en el cuidado del cabello. Si tienes algún problema, consúltanos:

Contacto

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *